San Luis Potosí, México

CUANDO EL COVID ALCANZÓ AL PEJE…

 

 

+ QUEDA UNA MUJER AL FRENTE DEL PAÍS

+ AMLO, EN GRUPO DE ALTO RIESGO

Luego de 150 mil muertos y un millón 750 mil contagiados en México, el COVID alcanzó al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario contrajo el virus — anunció él mismo este 24 de enero—, después de once meses en que se reportó el primer caso en México.

Tenía apenas unas pocas horas de haber abandonado San Luis Potosí cuando lo dio a conocer por medio de su cuenta de Twitter (@lopezobrador_), añadiendo que las conferencias mañaneras continuarán en voz de la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

Por su edad, 67 años, AMLO se encuentra en un grupo de alto riesgo, pues como es sabido, son los adultos mayores y quienes tienen enfermedades crónicas los que más pueden padecer los efectos.

En E.U.A. se tiene reportado que el 80% de las muertes se han dado en personas mayores de 65 años (https://mayocl.in/2YdqHpo). Las complicaciones aumentan, claro, si se padecen enfermedades crónicas.

Sobre esto último, no se sabe que el Peje tenga alguna padecimiento crónico, aunque sí tuvo un “infarto agudo de miocardio” el 3 de diciembre del 2013 (https://bit.ly/3c6WUqB).

López Obrador nunca fue estricto en su seguridad personal respecto a la sana distancia y el cubre bocas. Y, de hecho, el virus lo había dejado fuera de su perniciosa influencia a pesar de su muy intensa jornada diaria de trabajo conviviendo con múltiples personas de todo tipo.

De pronóstico reservado son las posibles consecuencias de este suceso, pues, como se ha visto, la evolución de los enfermos es muy variable. Al momento, se informa que los síntomas que presenta son leves.

Por lo pronto, sus más entusiastas seguidores lamentan la noticia y desean su pronto restablecimiento, mientras que sus adversarios no se detendrán en sus campañas de odio.

Pero, filias y fobias, aparte, lo mejor para México es que se recupere pronto y satisfactoriamente, pues representa a todos los mexicanos, vía las elecciones más democráticas y legítimas de la historia.

Querer su mal es desear que le vaya mal a México.

En LA ROJA, hacemos votos por su pronta recuperación.

Compartir nota:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR