martes, 26 de octubre de 2021

San Luis Potosí, México

martes, 26 de octubre de 2021

San Luis Potosí, México

Editoriales

Notas de interés general

ICONO_EDITORIALES.png
ETIQUETA-EDITORIALES.png

PRINAVISTAS PREPARAN CARTA DE APOYO A “TORÓMBOLO”

+ EL EX GOBERNADOR HORACIO SÁNCHEZ Y SU ESPOSA CONCHALUPE, LOS PROMOTORES

+ ENRIQUE MARQUEZ Y TOMÁS CALVILLO UNNA, ENTRE LOS POSIBLES FIRMANTES

+ FAMILIARES Y OPORTUNISTAS SIGUEN MEDRANDO CON EL CADÁVER DE DON SALVADOR NAVA

El priista ex gobernador Horacio Sánchez y su esposa Conchalupe Nava promovieron la firma de un desplegado para defender a su sobrino Xavier Nava Palacios, conocido como “Torómbolo”.

Como se sabe, a Nava Palacios el Tribunal Estatal Electoral le negó el derecho a participar por violaciones flagrantes a la ley: ser ilegítimo en cuanto a las siglas que lo registraron, y haber litigado como candidato en dos partidos de manera simultánea.

Entre los posibles firmantes, se menciona a intelectuales que siempre fingieron ser críticos mientras vivían a la sombra del régimen priista, y que ahora se corrieron a la Cuarta Transformación, como son los casos de Enrique Márquez y Tomás Calvillo Unna.

También es previsible que suscriban el documento personajes nacionales del conservadurismo e intelectuales de derecha, enemigos irreconciliables de las políticas de Andrés Manuel López Obrador, y a los que siempre ha sido afecto Nava Palacios.

Otros nombres de apoyo estarían en navistas que odian con visceralidad el gallardismo, y que no les importará firmar una carta ideada y pergeñada por sus antiguos enemigos, en el entendido de que el fin justificaría los medios, como es el caso del notario Eduardo Martínez Benavente.

Tal mensaje irá dirigido al presidente, y sería redactado bajo una estrategia previsible: sacar otra vez del camposanto político la figura de don Salvador Nava Martínez. E incluso comparando el navismo con el obradorismo. Y, claro, denostando a los de enfrente: los candidatos de la gallardía.

Aunque para todos es claro que Nava no logra ser ni un caricatura de lo que fue su abuelo, la idea es compararlo con el legendario líder civilista, y con los obstáculos y represión de estado que éste tuvo en diversos momentos, sobre todo en 1958, cuando enfrentaba el cacicazgo priista del sátrapa Gonzálo N. Santos.

Los tiempos actuales, la legislación política-electoral, y las figuras de Salvador Nava y Xavier Nava no son para nada compatibles ni comparables, pero eso poco les importa a los promotores y firmantes de la carta.

Esos firmantes pasarán por alto que Nava Martínez nunca violó la ley, ni anduvo de saltimbanqui en la política, ni vivió nunca de sus puestos en el gobierno, ni fue acusado de corrupción en el manejo del presupuesto, ni de ineptitud para desempeñar el cargo; todos, lastres con los que sí carga sobre sus espaldas el nieto fifí.

Nada extraño: muchos son la historia los que han arrastrado la figura de Salvador Nava Martínez para sacar raja política, lucirse con palabras domingueras de democracia, o simplemente medrar con la memoria de la lucha que dejó.

Entre esos vividores de tales despojos, quienes más han sacado provecho político y económico es la misma familia del Dr. Nava.

Pero, a la fecha, quienes más se han visto beneficiados son dos: la hija María Guadalupe Concepción Nava Calvillo, y el nieto Xavier Nava Palacios.

La primera traicionó a su padre no al casarse con el priista Horacio Sánchez Unzueta, sino en formar con éste una corrupta pareja que, vía el oscuro presidente Carlos Salinas de Gortari, llegó a la gubernatura (1994-1997) para corromper a cientos de militantes navistas al ingresarlos a la nómina estatal.

El segundo mayor beneficiado en la historia de ese navismo necrológico es, por supuesto, Xavier Nava, quien arribó a la presidencia de la capital por su apellido y no por sus méritos. Y aún así, antes tuvo que ser lanzado por el movimiento gallardista, gracias al cual obtuvo primero una diputación federal.

Es muy probable que la carrera de Nava Palacios ya haya terminado, pero que él no lo sepa y se niegue a aceptarlo.

Su desempeño dejó mal sabor de boca a los potosinos, no pudo ni ganar una contienda interna a la gubernatura en el PAN, pesan sobre él acusaciones serias por malos manejos, y dio vergonzosos espectáculos con sus cambios de partido…y ahora lo viene a rematar la autoridad electoral por sus chanchullos como candidato.

Lo mejor que le podría pasar es que el Tribunal Federal le niegue también participar en los próximos comicios, ya que así podría seguir haciéndose la “vístima”, y lloriqueando a la figura de su abuelo, aunque nadie le crea.

Pero, como dice el candidato a la alcaldía Leonel Serrato (que sí representa el verdadero navismo y la Cuarta Transformación) lo mejor sería que a Nava Palacios se le deje participar.

Así, serían los mismos ciudadanos, con su voto, quienes lo depositarían en el lugar que se merece.

CATEGORIAS.png

INDICADOR_TEMA.png

REGISTRATE Y RECIBE LAS MAS RECIENTES NOTAS