San Luis Potosí, México

¿VOTARÍAS DE NUEVO POR ELLOS?

¿SABÍAS QUE DIPUTADOS ZÁNGANOS PODRÍAN REELEGIRSE HASTA POR 12 AÑOS MÁS?

Seguro que cuando en el 2017 se aprobó que los diputados locales pudieran reelegirse hasta por cuatro periodos (pueden estar en el cargo 15 años en total) no se estaba pensando en legisladores como los potosinos, ya repudiados por toda la ciudadanía.

Sin embargo, cada uno de los 27 legisladores tienen derecho a buscar la reelección cada tres años, poco antes de terminen el periodo por el que fueron electos.

¿Quiénes de ellos buscarán ese beneficio “para seguir sirviendo” a los potosinos?

Pronto lo iremos sabiendo, aunque la pregunta debería ser más bien: ¿usted volvería a votar por ellos?

Hay que tomar en cuenta que todos se distinguen por improductivos y por resultar injustificadamente onerosos para la población, con salarios que un trabajador normal no alcanzaría en años.

A la par de resultar improductivos y abusivos en las percepciones económicas que se adjudican (no solo el sueldo, sino todas las demás prestaciones, junto con un aguinaldo de casi medio millon de pesos), durante el tiempo que tienen en el cargo han dejado ver otras lacras morales que les acompañan.

Algunos de ellos, como es el caso del diputado Mario Lárraga Delgado, fueron acusados de acoso sexual y de pedir moches de sueldo a personal que invitaron a trabajar con ellos.

Este diputado que llegó aprovechando la figura de López Obrador, compartió esas acusaciones con otra legisladora de MORENA, Alejandra Valdez Martínez, quien fue denunciada por al activista Paul Ibarra Collazo, por los delitos de intimidación y extorsión, pues también exigía a este le entregada parte de su sueldo.

Otras del mismo partido también han dado espectáculos bochornosos y lamentables, como Angélica Merndoza Camacho, representante del distrito de Soledad, quien fue filmada charoleando y exigiendo privilegios en una clínica de salud, ostentándose como diputada.

Los seis legisladores que llegaron por AMLO están juntos también en la incongruencia de nunca haber hecho ninguna diferencia con el resto de representantes; al contrario, en muchos aspectos han resultado peores.

En los demás partidos las cosas andan de similar manera.

Ejemplos de ellos son las diputadas del PAN y del PRI, como Sonia Mendoza Díaz y Beatriz Benavente Rodríguez.

Mendoza Díaz no debería tener cara ni de aspirar a una candidatura a regidora, luego de ser una incompetente como diputada, y quien ha sido exhibida por el “Congreso Calificado” por tener unas de las peores evaluaciones reprobatorios.

En el caso de Beatriz Benavente se tiene que comentar que arrastra una enorme cola de corrupción desde que era oficial mayor en la pasada legislatura, siendo cómplice y encubridora de múltiples delitos y anomalías por las que algunos ex legisladores están siendo procesados.

Más recientemente resultó balconeada con mensajes de whatsapp donde se burlaba de su colega Edson Quintantar, y lo amenazaba de dar a conocer las transas de este en la Junta de Coordinación Política.

Edson, el joven vallense, es, por cierto, uno de los que podrían buscar la reelección en el mismo cargo; aunque, hay versiones de que buscaría una curul federal.

Quintanar es de las peores decepciones que han tenido los ciudadanos, no solo de su tierra natal, sino de todo el estado.

Dada su juventud, se pensó de él que podría marcar una diferencia con la forma de hacer política en el Congreso, distinguiéndose de otros diputados ya sin remedio, como Óscar Vera o Eugenio Govea; pero, desde su llegada, dejó ver su ambición, involucrándose luego en asuntos de corrupción y en deslealtad y traición a compromisos asumidos.

Otros se han distinguido por ser vociferantes y críticos, tanto que faltan al respeto y votan luego iniciativas perniciosas para la ciudadanía, es el caso del representante del PVEM, Edgardo Hernández Contreras, protágónico y verborreico, al grado de insultar a Beatriz Benavente desde la tribuna: “Ojalá fuera hombre para partirle la madre”.

Y qué decir de la otra gran decepción llamada “El Mijis”. Él consiguió notoriedad nacional e internacional por provenir de uno de los sectores más castigados y marginados de la sociedad, los chavos banda o llamados “pandilleros”.

Por desgracia, lo único que ha hecho ese legislador (también beneficiado por el efecto AMLO en el 2018) es mostrarnos un rosario de lacras en su desempeño: incoherencia, incompetencia, faltista, y protagonista de hechos donde el influyentismo y la violencia dejan ver su verdadera personalidad.

La pregunta queda en el aire: ¿Por cuál de esos 27 volvería a votar usted?

Claro, en caso de que alguno de ellos tenga la desvergüenza, el cinismo, y la cara dura de postularse de nuevo, para lo cual lo primero que necesitarían es una autorización del o los partidos que los abanderaron en la pasada elección.

Dada la conocida corrupción, complicidad, y decadencia que viven los partidos, no sería extraño que consiguieran tal aval.

El apoyo que muy probablemente ya no conseguirán en los siguientes comicios es el de la ciudadanía, que ya vio que tipo de zánganos están viviendo a sus costillas.

Compartir nota:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

VIDEOS

EDITORIALES

DESTACADA