San Luis Potosí, México

¿Quién mató a la secretaria de Nava?

Quien tiene mucho que aportar a la investigación es el marido.

Él afirma que, pasada la una de la madrugada del domingo 13 de septiembre, su esposa Teresa Alvizo recibió una llamada de su padre, don Agustín.

Que se había caído de la cama, y necesitaba ayuda.

La pareja se trasladó entonces hasta la casa del suegro, en avenida de Los Pinos, dentro de la comunidad El Toro, en Santa María del Río.

Apenas llegar, fueron interceptados por unos hombres, quienes obligaron a Víctor, de 54 años, a regresar solo.

¿Por qué no se comunicó con la policía?

Según él, porque estaba amenazado, obviamente.

Dice que luego recibió una llamada ya casi al amanecer: que fuera a recoger los cuerpos. Le dijeron.

Fue así como se trasladó al sitio de los hechos, para encontrar a su esposa y a don Agustín asesinados.

Él, siete puñaladas; ella, tres.

Él acostado y maniatado arriba de su cama; ella sobre el suelo, amarrada también y con cinta canela sobre la cabeza.

Tal forma de morir parece obedecer a una venganza. La saña de la tortura, por ejemplo.

Y, a pesar de que el marido refiere que fueron varios hombres quienes los interceptaron a él y a su esposa, no parece muy probable que los homicidas respondan al crimen organizado, pues estos no andan por lo regular matando a cuchilladas.

Tampoco acostumbran ser tan considerados, dejando a testigos con vida para luego avisarles que vayan a recoger los cadáveres.

Como haya sido, es un doble crimen que, por sus características, podría ser resuelto pronto por la Fiscalía.

Falta que les hace, pues de 33 asesinatos cometidos durante estos primeros 14 días del mes de septiembre, hasta el momento solo tienen a un detenido, sospechoso de haber dado muerte a una de las cuatro mujeres asesinadas la semana pasada.

Tan sencillo podría serle a los agentes de Guadalupe Castillo el resolver este doble crimen que hasta el veterano investigador Julio Ceballos afirma en su cuenta de Face que él podría resolverlo en 48 horas.

Por algo lo dirá, juzgue usted con los datos que se tienen.

Otra muy importante circunstancia que “ayudará” a resolver el crimen es que el presidente municipal, Xavier Nava Palacios, ya dijo que estará atento, siguiendo de cerca las investigaciones del caso.

De las decenas de otros crímenes de mujeres que se han cometido en sus dos años de gobierno, ni se acordó.

A él lo que le importa es que se esclarezca y se castigue a los asesinos de su colaboradora Teresa Alvizo Rico, de quien dijo se desempeñaba en el Ayuntamiento con “profesionalismo e integridad”.

¿Y las demás víctimas? ¿Y la justicia que piden sus familiares? Bueno, a esas que Dios les ayude, parece decir el alcalde.

Compartir nota:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

VIDEOS

EDITORIALES

DESTACADA