Entre 15 y 20 personas son víctimas a diario del robo de sus vehículos, sin que la Policía Preventiva de Xavier Nava Palacios se dé por enterada; salvo, claro, si se trata de un personaje influyente.

En ese segundo caso, toda la autoridad municipal se pone en acción, y hasta se toman la molestia de mandar comunicados de prensa y de boletinar la unidad robada. Pero, no solo eso, también montan operativo de búsqueda y piden colaboración de la Fiscalía y de la Policía Estatal.

Tal privilegio, sobra decirlo, nunca recibe ningún otro ciudadano de los que también pagan sus impuestos, pues estos jamás son atendidos con un trato ni cercanamente similar, ya que solo son ignorados cuando sufren de un robo o de un asalto para quitarles sus vehículos.

Esa seguridad pública discriminadora, elitista, clasista, acaba de ser exhibida en todo su cinismo y desvergüenza luego del robo sufrido por Alfredo Lujambio Raffols, padre el del ex alcalde interino y actual regidor Alfredo Lujambio Cataño.

Lujambio Raffols fue despojado de su camioneta este lunes 19 de julio en la colonia Los Virreyes, y apenas se dio a conocer el hecho, se puso en acción no solo la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM), sino otras áreas del Ayuntamiento.

Funcionares de primer nivel dieron de inmediato un trato preferente al ex diputado federal afectado, haciéndolo objeto de atenciones y diligencias que jamás son vistas con el resto de capitalinos a los que se les ha dejado sin sus vehículos.

Al mismo tiempo que desde la DGSPM y otras áreas se abocaban a localizar la camioneta del ex legislador Lujambio Raffols, al menos otra docena de ciudadanos (con apellidos sin pedigrí) padecían la misma calamidad por la falta de seguridad pública municipal y estatal.

Sin embargo, para estos últimos afectados, como es práctica normal, ni en cuenta se les tomó, siendo así re victimizados al ser ignorados olímpicamente por el alcalde Xavier Nava Palacios y su Dirección de Seguridad Pública Municipal; mientras, el episodio sufrido por el citado personaje recibía toda la atención.

El alcalde Xavier Nava Palacios y demás autoridades ni disimularon dicho trato selectivo, y hasta enviaron un comunicado de prensa con el título: “SE MANTIENE DISPOSITIVO DE BÚSQUEDA DE IMPLICADOS EN ROBO DE VEHÍCULO CON VIOLENCIA EN COLONIA VIRREYES”.

Ahí dieron a conocer no solo que toda la corporación atendía tal episodio de robo, sino que incluso habían establecido comunicación con autoridades de los demás niveles.

“La DGSPM ha establecido comunicación directa con elementos de la Fiscalía General del Estado y la Policía Estatal para la pronta localización de los implicados que realizaron el robo de un vehículo con violencia la tarde de este lunes”, señala el boletín.

Muy bien, pero: ¿y todos los demás afectados? “¡Qué se frieguen!”. Parece decir, con sus acciones, el alcalde Xavier Nava Palacios.